Home » » Desear...

Desear...



Solo con desearlo

Me encuentro de nuevo arrodillada y ofrecida a sus pies.

Desnuda y a la vez vestida por su dominación.

Solo con desearlo

Mi voluntad desaparece para instalar la suya.

Porque ya no soy nada que él no quiera que sea.

Solo con desearlo

Estoy dispuesta para lo que me pida o imagine.

Tal como una vez se atrevió a soñar.

Solo con desearlo

La mujer se transforma en deseo, ardiente y eterno.

Dejando caída en el suelo a lo que solo puede ser, lo único real.

Solo con desearlo.

Solo tiene que desearlo mi Dueño

Porque fui creada para usted
 
Support : Copyright © 2015. diariodeuna esposaobediente - All Rights Reserved